Bienvenida

190131_1

Estimados viajeros:


Desde estas líneas queremos acercarles un poco a esta gran ciudad, desde la experiencia que da el estar viviendo en ella más de 25 años. Mi interés es que puedan dar un pequeño paseo virtual por la capital cultural de Rusia, darles a conocer un poco de su vida cotidiana y, si sienten curiosidad, animarles a que vengan a visitarla. Desde fuera, Rusia sigue siendo un poco enigmática; efectivamente, así es, y desde nuestro punto de vista así debe seguir. Bastante tenemos con que los letreros luminosos de todo el mundo ya sean iguales, para que también lo sea la idiosincrasia de los ciudadanos y las naciones.

Hay muchas razones por las que les recomendaríamos un viaje a San Petersburgo, y son muchos los motivos por los que la Ciudad les va a sorprender. Sería muy iluso por mi parte intentar transcribirles, aunque solo se tratase de un mero resumen, necesitaríamos mucho más espacio del que disponemos. La considerada capital cultural de Rusia, efectivamente, está llena de rincones repletos de historia, de páginas culturales en todas las ramas de las Bellas Artes, Música, Literatura, Pintura, que se deben escribir en San Petersburgo con mayúscula. Su legado es reconocido universalmente. Yo me voy a limitar a darles mi modesta opinión desde la perspectiva de alguien que, por diferentes motivos, ha tenido el placer y honor de ser el anfitrión de diversas personalidades y que, además, sigue enamorado de esta ciudad a pesar de sus defectos. Como se suele bromear, San Petersburgo no es el Caribe.

También quiero agradecer desde estas líneas por su inestimable colaboración al Departamento de Traducciones de nuestro Centro, especialmente a Stefanie Jaekel, nuestra Directora Académica; a Irina Novik, nuestra Jefa del Departamento de Ruso, enciclopedia viva y amante incansable de la literatura rusa; a nuestra querida traductora Inmaculada de León Espinosa, por su gran labor y cariño hacia las dos culturas. Gracias a todas por su inestimable colaboración en este espacio.

Luis Alberto Rodríguez Blanco 
Director General y fundador del Centro Español