← Qué ver en San Petersburgo

Monumentos en San Petersburgo

Algunos monumentos destacados en San Petersburgo



Jinete de bronce (Pedro I)

Situado en en el centro de la Plaza de los Decembristas, este monumento a Pedro I el Grande obra del francés Falconet se dio en llamar El jinete de bronce. Este monumento dedicado al fundador de San Petersburgo es considerado una de las obras maestras de la escultura mundial y, sin duda, uno de los símbolos de la ciudad rusa.

Catalina II propuso a Falconet elaborar los bocetos de un monumento que tardaría tres años (1768-1770) en llevar a término. La cabeza de Pedro I, en cambio, es obra de Collot, alumno de Falconet, mientras el pedestal se construyó en base al diseño del arquitecto Velten.

El monolito de granito de 1600 toneladas de peso que conforma el pedestal se encontró en las cercanías de San Petersburgo, en el golfo de Finlandia. Para transportarlo, se necesitó un barco de construcción especial que resistiera el peso del colosal monolito.

El monumento del Jinete de Bronce está cargado de símbolos y alusiones. El pedestal en forma de ola alude al deseo de Pedro I por conquistar para Rusia el Mar Báltico; la actitud del caballo representa la Rusia reformada por Pedro I; la corona de laurel en la cabeza de Pedro simboliza la gloria, mientras que la serpiente pisoteada por el caballo alude a los episodios de la Guerra del Norte.

Parada de metro más cercana: Nevskii Prospekt (Невский Проспект), Gostonyi Dvor (Гостиный Двор).



Estatua de Pedro I en la Fortaleza de San Pedro y San Pablo

La inauguración de esta estatua obra del célebre escultor ruso M. Shemyakin tuvo lugar en 1991 en el territorio de la Fortaleza de San Pedro y San Pablo.

Shemyakin realizó una copia exacta de la cabeza de Pedro I, de forma que la cabeza de la estatua es una representación con dimensiones, forma y rasgos idénticos a los reales. Sin embargo, la característica principal de la estatua, y que llama la atención de todos los visitantes, es la desproporción del cuerpo, una vez y media más grande que el tamaño real.

Parada de metro más cercana: Gor'kovskaya (Горьковская).



Monumento a Catalina II

El monumento a Catalina II, esposa de Pedro I el Grande, se encuentra en el jardín de la plaza de Ostrovskii, delante del Teatro Aleksandriiskii. Esta estatua, inaugurada en 1873, esobra de los escultores Chizov y Opekushkin en colaboración con otros pintores y arquitectos.

La estatua muestra la figura de Catalina portando el cetro y la corona de laurel en las manos. La zarina muestra una actitud decidida y soberbia. Figuras de los cortesanos de la emperatriz, que, dicho sea de paso, guardan un gran parecido con la realidad, decoran en todas sus partes el pedestal.

Parada de metro más cercana: Nevskii Prospekt (Невский Проспект), Gostonyi Dvor (Гостиный Двор).



Monumento a Nicolás I

La estatua ecuestre del emperador Nicolás I es obra de Montferrand, si bien fue tallada por Klodt. Monumento erigido en la Plaza de San Isaac, frente a la Catedral del mismo nombre, se apoya sobre un pedestal adornado con relieves que ilustran de forma alegórica diferentes episodios del reinado de Nicolás I.

Paradas de metro más cercanas: Nevskii Prospekt (Невский Проспект), Gostonyi Dvor (Гостиный Двор).



Monumento a Pushkin

Gran poeta, dramaturgo y novelista ruso, considerado el padre de la literatura rusa moderna, Pushkin es una de las figuras de la cultura rusa más destacadas. Por ello, y con motivo del 250 aniversario de San Petersburgo, se erigió en el centro de la Plaza de las Arte, delante del Museo Ruso un monumento al genial autor.

El escultor, M. Anikushin declaró su intención de crear un monumento diferente, vivo, que reflejara el alma de la ciudad. No cabe duda de que Aniushkin cumplió su cometido.

Parada de metro más cercana: Nevskii Prospekt (Невский Проспект).



Monumentos a Mijail Kutuzov y Mijail Barclay de Trolly

Estas dos estatuas, obras del escultor ruso Boris Orlovskii, se establecieron ante la entrada de la Catedral de Nuestra Señora de Kazán con motivo del 25 aniversario de la expulsión de Napoleón de Rusia. Se trata de dos estatuas a los mariscales de campo Mijail Kutuzov y Mijail Barclay de Tolly, héroes de la Gran Guerra Patria de 1812. Oelovskii tuvo el acierto de reproducir de una forma excepcional las facciones de ambos jefes militares, cuya presencia en la plaza de la Catedral da impresión de grandiosidad.

Paradas de metro más cercanasa: Nevskii Prospekt (Невский Проспект), Gostonyi Dvor (Гостиный Двор).



Columnas rostrales

Las Columnas Rostrales de San Petersburgo son de obligada visita. Situadas en la isla Vasilevskii y monumento a la gloria marítima rusa, su construcción se llevó a cabo en 1810 según el proyecto del arquitecto Tomas de Tomon.

Las figuras de piedra que decoran las columnas simbolizan los ríos Volga, Dnéper, Neva y Vóljov. Así mismo, completan os pedestales representaciones esculturales de proas de buques y rostros.

En tiempos pasados, las columnas rostrales servían de faro, y es por ello que aún en la actualidad es posible observar en la parte superior de las columnas el lugar destinado a ello. Si bien hoy en día ya no están destinadas a este uso, durante algunas fiestas y festividades conmemorativas, se encienden para alumbrar la ciudad. Además, a modo de curiosidad, cuando las parejas se casan, acuden a este lugar, pues existe la tradición de descorchar una botella de champán, beber una copa y a continuación lanzarlas contra un monolito de piedra a la orillas del Río Neva.

Paradas de metro más cercanas: Nevskii Prospekt (Невский Проспект), Vasileostrovskaya (Василестровская), Sportivnaya (Спортивная)



La Columna de Alejandro

La construcción de la Columna de Alejandro, situada en el centro de la Plaza del Palacio del Ermitage, se extendió entre 1830 y 1834 según el proyecto de Montferrand. Los 47,5 metros de altura de esta columna de granito rojo la hacen la más alta de su tipo en el mundo. Una estatua de un ángel con una cruz, obra del escultor ruso Boris Orlovskii, corona la columna.

Este monumento recibe su nombre en honor al emperador Alejandro.

A modo de curiosidad, cabe destacar que la columna está levantada en su propio peso, sin ningún tipo de fijación. Bajorrelieves de bronce decoran el pedestal.

Paradas de metro más cercanas: Nevskii Prospekt (Невский Проспект), Gostonyi Dvor (Гостиный Двор).



Domadores y caballos en el Puente Anichkov de la Avenida Nevskii

El puente Anichkov, situado en pleno centro de la ciudad en la Avenida Nevskii, es uno de los más conocidos. Está constituido por cuatro caballos con sus respectivos domadores y representa las etapas de doma de un caballo.

En un principio, se trataba únicamente de dos grupos arquitectónicos, mientras que los otros dos eran meras copias en yeso. El autor de la obra, Piotr Klodt, decidió sustituir el yeso por metal, si bien en las dos ocasiones fueron regaladas al Rey de Prusia, en primer término, y a Nápoles en segundo. En un tercer intento, Klodt decidió realizar algunos cambios que dieron como resultado los monumentos actuales.

Durante la Segunda Guerra Mundial, en un intento de preservar la decoración y arquitectura de la ciudad, estas estatuas se retiraron y conservaron en un lugar a salvo del ataque.

Paradas de metro más cercanas: Mayakovskaya (Маяковская), Vladimirskaya (Владимирская), Dostoevskaya (Достоевская).



Arco del triunfo de Narva

Allá por 1814 se levantó en el mismo lugar donde este arco se encuentra hoy en día otro de madera, obra de Quarenghi. El objetivo entonces estribaba en recibir al victorioso Ejército ruso a su regreso de París una vez vencieron a Napoleón. Más adelante (1827 – 1834), el arco inicial de madera fue sustituido por otro más resistente de piedra y hierro, según el modelo de Stásov. Si bien su aspecto y decoración se mantuvieron, las dimensiones dadas en la segunda ocasión fueron mayores.



Esfinges egipcias

Situadas en el embarcadero del Neva frente a la Academia de Bellas Artes, las figuras de las esfinges egipcias son más antiguas que el propio Río Neva. Según análisis de excavaciones, se cree que tienen una edad de más de tres mil años. El hallazgo de las esfinges se remonta a excavaciones en Tebas, la capital antigua de Egipto durante las épocas de los Reinos Medio y Nuevo. Talladas en sienita y con cuerpo de león, glorifican al faraón Amenhotep III. En primavera de 1832, por deseo de Nicolás I, fueron trasladadas desde orillas del Nilo a San Petersburgo, y se conviertieron en uno de los símbolos de San Petersburgo.



Chizhik-Pyzhik

Éste es uno de los monumentos más pequeños de San Petersburgo. Este pajarito de bronce tiene una altura de 11 cm y pesa 5 kg. Obra del artista georgiano Rezo Gabriadze, se encuentra situado a los pies de un puente a orillas del Río Fontanka, frente al petersburgués Jardín de Verano. Instaurado en 1994, el monumento ha sido robado en al menos tres ocasiones.

A modo de curiosidad cabe destacar que existe la tradición popular de arrojar una moneda al pedestal del pequeño monumento y pedir un deseo. Si la moneda cae en el pie, el deseo se cumplirá.



Gatos en la calle Malaya Sadovaya

El gato Elisei y la gata Vasilisa cumplen los deseos de los visitantes que les lancen una moneda y sean capaces de que ésta quede en el pedestal del monumento.

Estas dos figuras se encuentran una enfrente de la otra en la céntrica calle de Malaya Sadovaya, perpendicular a la Avenida Nevskii. Son un monumento a los gatos traidos de la ciudad rusa Yaroslavl para salvar a San Petersburgo de las plagas de ratas. Entre 1941 y 1945, la necesidad de gatos se hizo imperiosa, pero su escasez era un problema. Es por ello que hasta la capital del Norte trajeron cuatro vagones de gatos. Así, los gatos empezaron a defender la ciudad de roedores y, para el momento de la interrupción del Bloqueo de Leningrado, prácticamente todos los sótanos estaban libres de ratas.

Parada de metro más cercana: Nevskii Prospekt (Невский Проспект), Gostonyi Dvor (Гостиный Двор).



Liebre en la Fortaleza de San Pedro y San Pablo

Este monumento se encuentra a la entrada de la Fortaleza de San Pedro y San Pablo. Y es precisamente en este lugar donde empezó la Historia de la capital del Norte allá en el año 1703. Según cuenta la leyenda, una liebre saltó a la bota de Pedro I el Grande cuando éste salía de una barca. Después de este acontecimiento, la isla en la que se enclava la Fortaleza recibió el nombre de Isla de las Liebres y a la entrada se colocó en aquel lugar como «defensora de las inundaciones».

Parada de metro más cercana: Gor'kovskaya (Горьковская)